Kurt Schnitzer, Conrado, testigo de toda una época

Versión en Español | English Version


Dentro de los Archivos General de la República Dominicana, se encuentra una colección de más de treinta y cinco mil fotografías en celulosa negativo - todas tomadas en sólo cuatro años, entre 1939 y 1943.

La colección, fue una donación hecha al AGN por su autor, Kurt Schnitzer, Conrado, un médico de origen Austriaco, que llegó a Santo Domingo el 11 de octubre 1938.



Schnitzer, un judío exiliado, nació en Viena en 1908. Emigró con su esposa a la República Dominicana para escapar de la persecución de los nazi.

Conrado obtuvo un doctorado en medicina en la Universidad de Viena, pero a su llegada a la República Dominicana, fue imposible para él, ejercer la profesión por la barrera del idioma - un evento que lo llevó a buscar la fotografía, entonces sólo una pasión, como una profesión.

Según cuentan, Conrado, acompañado siempre de su inseparable cámara, se presentaba en eventos de cualquier ámbito, sin invitación alguna. Se infiltraba en los actos y reuniones, fotografiaba a los asistentes, entre estos a personalidades, los cuales, a pesar de la intrusión sorpresiva, impulsados tal vez por la curiosidad, le preguntaban cómo había quedado la fotografía. Al notar la calidad, pagaban por la obtención de la misma.

Durante este tiempo, los fotógrafos desarrollaban sus propias imágenes mediante un proceso químico - lo cula fácilmente podría llegar a errores de desarrollo. De acuerdo con las cuentas de la AGN, Conrado,  siendo médico, fue capaz de dominar el proceso de desarrollo de sus fotos, y esto no sólo ayudó en la calidad de reproducción, sino que también hizo posible que sus imágenes mantengan su buena calidad a lo largo de los años.

En esos cortos cuatro años, Conrado se convirtió en uno de los fotógrafos más hablado en el país, por su versatilidad y capacidad de capturar la escena con su cámara Rolleircord de formato 6x6, una cámara réflex de lente doble producida por Franke y Heidecke (Rollei ) entre 1933 y 1976.

En 1944, Conrado emigró de nuevo, esta vez a Los Angeles, donde fue capaz de practicar la medicina y donde murió el 21 de septiembre 1972.

Kurt Schnitzer, Conrado, ha sido descrito como "un excepcional testigo de toda una época", y su obra está considerada por los historiadores como una importante ventana hacia el pasado.

Versión en Español | English Version